Irrigacionsolar

La incorporación de las energías renovables facilita el riego estable y sostenido a los agricultores.

Agricultores en nuestro país están aprovechando los beneficios del sol para mejorar sus cultivos. El Ministerio de Energía de Chile, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura, están impulsando el Programa Nacional de Bombeo Fotovoltaico. Más de US$2,2 millones se están ejecutando para la instalación de más de 1.000 paneles solares para beneficiar a pequeños agricultores, el proyecto llegaría a generar 255.500 watts de energía para la agricultura a lo largo del país. Estos programas son estratégicos, ya que el país tiene pocos recursos naturales para la producción de energía eléctrica, y la incorporación de las energías renovables facilita el riego estable y sostenido a los agricultores.

La Fundación Chile es un buen ejemplo de aprovechamiento solar principalmente en la zona del Valle de Lluta y también proyectos piloto en el campamento minero de El Salvador en Atacama. La tecnología de desalinización a base de energía solar genera agua de calidad requerida para los procesos agrícolas con un bajo consumo energético. Mayor cantidad de agua y energía también significa mayor cantidad y variedad de cultivos para los agricultores.

Diversos proyectos están ayudando a la mejora de los procesos productivos de alimentos y además de ser una energía más barata crea una diferencia que realiza ganar competitividad en la calidad de la producción de esta energía limpia.

Asimismo se están promoviendo estas técnicas y ya se introducen en las escuelas agrícolas como es el caso de la Escuela Agrícola de Duao, donde se desarrolló un proyecto con fines educativos. Esta casa de estudios en Maule se instaló tecnología solar que riega diez hectáreas de cebollas, permitiéndoles a los estudiantes conocer de primera mano los beneficios y las diferentes aplicaciones de la energía limpia.