ILUMINA

La startup creada por alumnos del Instituto Tecnológico de Monterrey -TEC-, México, busca la reducción del consumo de electricidad y el impacto en la huella de carbono; fue uno de los ganadores del Premio Santander a la Innovación Empresarial 2018.

Jóvenes mexicanos desarrollaron una pintura que absorbe luz natural o artificial para después reflejarla, capaz de iluminar su entorno sin utilizar energía eléctrica.

La startup Armonett Pinturas , creada por alumnos del Tec, hizo posible este proyecto mediante el uso de nanotecnología y compuestos orgánicos.

Los estudiantes del campus Monterrey buscan la reducción del consumo de electricidad y el impacto en la huella de carbono con su uso en lámparas de interiores y en espacios urbanos.

Una ventaja de esta pintura biofotoluminiscente es que puede tener una duración de hasta 15 años.

Otro aspecto que los distingue es que no se utilizan organismos vivos bioluminiscentes, por lo que sus costos de producción son menores.

Fuente: Instituto Tecnológico de Monterrey