FORMULA E 2018

En junio último, la organización productora de la Fórmula E daba por cerrada la posibilidad de que la competencia se realice en Santiago; tanto así, que la ciudad no figuraba en el calendario tentativo para la temporada 2019.

Todo, por lo que en ese momento se calificó como un excesivo costo de arriendo del Parque O’Higgins, escogido para acoger la prueba tuerca ante las quejas de los vecinos del Parque Forestal, escenario primitivamente utilizado en la prueba. “El monto por derechos municipales sería similar a lo pagado el año pasado, cercano a los $ 450 millones”, decía un comunicado entregado en junio por Espacios Públicos en la Municipalidad de Santiago.

Al final, la Formula E aceptó pagar el monto, que, según una presentación realizada ante los vecinos por el el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, será destinado a obras variadas. El edil decidió presentarlo a la comunidad y, ante la falta de objeciones, le dio la aprobación a la disputa de la fórmula en la comuna. Era el último paso.

En 2018, la competencia contó con aportes de los ministerios del Deporte y Energía, pero esta vez no habrá ningún aporte público, con lo que la fecha santiaguina (fijada para el 26 de enero) se financiará solo con el aporte de auspiciadores. Y el acuerdo será por dos años.

Así, ahora solo falta la oficialización de la prueba por parte de la FIA, en su Consejo Mundial del viernes próximo.

Fuente: La Tercera