Imagen De Youtube
Imagen de Youtube

El fabricante de vehículos estadounidense Ford comenzó a implementar un ambicioso proyecto en su proceso de producción automotriz.

Se trata EksoVest y no es otra cosa que exoesqueletos mecanizados que son operados por los trabajadores de la empresa con el objetivo de reducir la fatiga laboral. Tras varios meses de pruebas en laboratorios y en condiciones reales, la tecnología comenzó a implementarse en 15 factorías de la empresa del óvalo ubicadas en siete países alrededor del mundo.

 Al respecto se refirió el vicepresidente del grupo Ford, Manufacturing y Cuestiones Laborales, Bruce Hettle, quien destacó los alcances de estas nuevas herramientas que vienen a facilitar la diaria labor de sus operarios. “Imagina levantar una bolsa de harina o una sandía por encima de la cabeza hasta 4,600 veces al día como parte de tu trabajo. Eso es similar a lo que hacen algunos empleados de Ford todos los días mientras trabajan para construir vehículos que se venden en todo el mundo”, dijo el ejecutivo.

De acuerdo con una investigación expuesta por Ford, movimientos repetitivos como estos pueden provocar fatiga y lesiones para los trabajadores, de ahí que desde hace un tiempo se dieron a la tarea de buscar la mejor solución a esta problemática hasta acordar la implementación de la tecnología EksoVest que ayuda a reducir estos riesgos.

En una primera instancia los exoesqueletos fueron sometidos a prueba en dos plantas de Estados Unidos, pero a poco andar Ford se animó a implementar su uso en otras 13 instalaciones, ubicadas en siete países alrededor del mundo.

Para eso, la firma del óvalo formó alianza con la empresa Ekso Bionics que tuvo como encargo perfeccionar esta tecnología. No solo debía hacerla más portátil, sino que además debía facilitar funciones tales como elevar y sostener los brazos de un trabajador por sobre su cabeza durante un espacio prolongado de tiempo mientras está debajo de un vehículo en construcción.

Fuente: EMOL