Ministropacheco

Así lo afirmó el Ministro de Energía, Máximo Pacheco, en la Cena anual de las Energías Renovables, organizada por Acera en CasaPiedra.

(Revista Electricidad) La autoridad fue uno de los invitados a la Cena anual de las Energías Renovables, organizada por Acera, donde asistieron autoridades, empresarios, especialistas y académicos.

El ministro de Energía, Máximo Pacheco, planteó que los resultados de la última licitación del año pasado “demostró que la energía está tomando su sentido trascendente”, agregando que el “Estado debe y puede empujar el desarrollo de las energías renovables”.

Según la autoridad, durante 2015 hubo una reducción de 35% en el costo marginal respecto a lo registrado hace dos años, añadiendo que el país vive una transformación energética a partir de las políticas públicas de la Agenda de Energía.

“Son las leyes de causa y efecto las que determinan el resultado. Las transformaciones energéticas no son producto del azar. El mundo de la inversión requiere de un rayado de cancha”, precisó.

En tanto, el presidente de Acera, Alfredo Solar, enumeró una serie de propuestas para el mercado eléctrico, destacando la posibilidad de que en la próxima licitación de suministro para clientes regulados, “cualquier cambio en el nivel de impuestos o regulación referida a emisiones de CO2 sean asumidas íntegramente por los generadores que producen los gases contaminantes y no por los consumidores, como se contempla actualmente”.

El dirigente gremial indicó que durante 2015 se conectaron a los sistemas eléctricos del país un total de 2.500 MW de ERNC, “y en términos operacionales se han podido reducir significativamente los costos al desplazar buena parte de la generación más cara y contaminante”. Según Solar “a la fecha hay 2.700 MW de ERNC en construcción, lo que significa una inversión superior a los US$6.000 millones”, destacando que también durante 2015 la generación ERNC alcanzó el 12% de la energía eléctrica generada. Eso sí, afirmó que el mercado eléctrico necesita perfeccionarse, pues “aún persisten elementos que generan distorsiones y que aumentan el nivel de riesgo a los participantes, como los impactos económicos que producen los desajustes en inversiones en transmisión, tales como desacoples de precios entre distintos subsistemas, creando distorsiones de mercado que se traducen en sobrecostos para algunos actores y sobrerrentas para otros”.

“La segunda distorsión importante es el tratamiento de los precios de los combustibles. La falta de uniformidad en la forma como se declaran y despachan ciertas centrales termoeléctricas está produciendo efectos importantes en la operación del sistema, afectando considerablemente a algunos agentes del mercado”, agregó.

Solar también sostuvo la necesidad de fomentar con mayor profundidad el mercado eléctrico para que las pequeñas empresas participen más allá de las licitaciones de suministro eléctrico.

Otra propuesta planteada por el presidente de Acera es que Corfo, en conjunto con la industria y universidades, desarrollen instrumentos de fomento en estas tecnologías de almacenamiento de energía.

A su turno, el director ejecutivo del gremio, Carlos Finat, afirmó que este año Acera realizará un estudio en que se muestre la visión de tener el 100% de energías renovables en la matriz energética, debido a “la obsolescencia del actual parque generador termoeléctrico, que se prevé ocurrirá entre 2030 y 2045”.

“En el corto y mediano plazo, creemos de suma importancia que se avance en la valorización de las externalidades negativas de la generación termoeléctrica. Pensamos que esta es una de las principales distorsiones del mercado que todavía ponen en desventaja a las ERNC, especialmente, frente a la generación a carbón”, precisó Finat en su discurso.