Gener

Conozca la propuesta del Gobierno que busca reducir las tarifas eléctricas en las zonas donde se genera la energía.

Próximamente se iniciará en la Comisión de Minería y Energía del Senado, el debate de la medida que busca que los consumidores puedan cancelar un menor precio por la energía, en aquellas comunas donde ésta es producida.

La propuesta, anunciada por la Presidenta Michelle Bachelet en su mensaje del 21 de mayo, apunta a modificar la Ley General de Servicios Eléctricos para generar situaciones de mayor equidad en el consumo. Para explicar de mejor manera a la población los objetivos perseguidos por la norma, el Senado elaboró una guía de preguntas y respuestas que reproducimos a continuación:

¿Cuál es el problema que se busca solucionar? 

En la actualidad existe una evidente y considerable dispersión en las tarifas eléctricas residenciales a lo largo de nuestro territorio. Por ejemplo, una cuenta de 180 kwh/mes fluctúa entre $16.335 en las comunas que menos pagan, hasta $28.754 en las comunas que más pagan, es decir, existe una diferencia del 76%.

Diferencias de esta magnitud no se observan en otros mercados interconectados, lo que es aún más llamativo considerando que los cargos por generación y transmisión en las tarifas eléctricas no difieren a lo largo del país. Asimismo, se da la paradoja que comunas intensivas en generación eléctrica tienen tarifas mucho más elevadas que comunas donde no existe dicha generación.

¿Qué factores intervienen en el cálculo de precios? 
La tarifa eléctrica a nivel residencial es una tarifa regulada por ley, la que se construye en base a los precios a nivel de generación y transmisión, a lo que se le suman cargos por distribución.

Existe lo que se conoce como precio del Nudo promedio. En virtud de él, si una empresa distribuida gasta en promedio más del 5% del precio promedio en el que incurre el Sistema Interconectado Central (SIC) y el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), el resto de las distribuidoras absorbe el excedente. Eso influye en el costo de la distribución de la energía.

En cuanto a transmisión, la estructura de precios a nivel de distribución, considera un cargo único de uso de la transmisión troncal, por lo que no debería haber diferencias. Sin embargo, en la práctica sí las hay debido a que el valor varía en función de la densidad poblacional.
¿Cuál es el problema con estas diferencias de tarifas? 

Si bien las diferencias de precios en las tarifas eléctricas entre comunas responden en parte a factores económicos objetivos, las diferencias que se observan son muy elevadas y no necesariamente dan cuenta de otro tipo de externalidades.
¿Cuáles son los objetivos del proyecto?

 Busca disminuir las tarifas de los clientes regulados en aquellas comunas que posean centrales de generación de energía eléctrica, y acotar las diferencias de tarifas eléctricas residenciales entre las distintas zonas del país. Así se crean dos conceptos: Reconocimiento de la Generación Local (RGL) y Equidad Tarifaria Residencial (ETR).

¿En qué se traduce el reconocimiento de la generación local? 
En un descuento –de hasta en un 50%- en el componente de energía de las tarifas reguladas (no sólo las residenciales) de las comunas intensivas en generación eléctrica, el que será asumido por aquellos usuarios de comunas que no son consideradas como intensivas en generación.
¿Cómo será la equidad tarifaria residencial? 

Una vez que entre a operar, la diferencia entre el promedio de las cuentas a nivel nacional y la cuenta más alta no debería superar un 10% del primero.

59 comunas del país podrían ver reducidas sus tarifas eléctricas entre un 2,54% y 19,6%, dependiendo de la relación entre la capacidad instalada de generación que exista en dicha comuna y su número de clientes regulados.

La variación de las cuentas a nivel país, considerando una cuenta de 180 kwh/mes, podría fluctuar entre $16.959 y $21.968, versus la actual diferencia que va entre $16.335 y $28.754.

El efecto combinado de ambas medidas implicaría una disminución de tarifas en 238 comunas del total de 329 interconectadas a alguno de los sistemas eléctricos (SING, SIC, Aysén, Magallanes, Hornopirén y Cochamó) con disminución de tarifas que irían desde el 0,3% hasta el 44,1%.